Please select your page
  • Slide
    Club Deportivo Castellón - Año 1922
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide
  • Slide

El palco de Castalia

En los últimos tiempos, cada vez que acudo a Castalia para ver jugar al CD Castellón tengo sensaciones contradictorias. Es como una liturgia personal que he practicado toda mi vida, desde que era un crío. Lo hago con alegría e ilusión, pero también con un irracional e instintivo desasosiego, por si fuera una de las últimas ocasiones que ese equipo saltara al césped con ese escudo, ese himno, esa camiseta y toda su historia detrás. El pasado jueves volví a tener la misma sensación.

Si hay una imagen que llamó poderosamente la atención en la final de la Copa Federación fue el palco de Castalia. En unos meses, David Cruz ha pasado de estar solo y escondido en el Javier Marquina a estar rodeado por la flor y nata de las autoridades tanto políticas como deportivas. El dinero de Aerocas parece haber obrado el milagro. Esos 660.000 euros que fueron un parche que dio oxígeno al club, pero que no son la solución. Y surge una pregunta inevitable ¿Dónde estaban todos ellos en el fatídico verano de 2011, cuando el club fue abandonado, ninguneado y herido de muerte?

Estuvieron presentes el presidente de la RFEF Ángel María Villar y Vicente Muñoz, presidente de la FFCV. Al menos la FFCV esperó al Castellón hasta el 18 de julio de 2011, pero ningún componente de Castellnou se dignó a atender sus llamadas. Iban sobrados por lo visto. El salvador pagaré de Ulloa ya estaba en sus bolsillos. De la AFE, mejor ni hablar. No movieron ni un dedo por nuestro club.

Unos meses después Sentimiento Albinegro presentó, en la sede de la RFEF, en Las Rozas, una denuncia contra el agente FIFA José Manuel García Osuna, pero ni Villar ni nadie se ha dignado al menos darnos una respuesta. Por suerte esa extensa documentación presentada sirvió para que un año después una juez apreciara indicios de delito y decidió que García Osuna fuera imputado por ello. Curiosa contradicción. La justicia ordinaria si lo consideró relevante, en cambio la justicia deportiva encarnada por la RFEF miró hacia otro lado. Ni saben ni contestan.

En el palco, a la derecha de Cruz, estuvieron los máximos representantes políticos de la Comunitat, Diputación y Ayuntamiento. Alberto FabraJavier MolinerAlfonso Bataller, incluso Manuel Altava, exconsejero con Castellnou, por cierto. Alguno de ellos abogó por la refundación, pero ahora acuden al palco, sonríen y salen en las fotos. Cuando las cosas se complican no han sido capaces de asumir el liderazgo político para encontrar una salida real para el Castellón. Soluciones que para otros clubes de la Comunitat sí han encontrado. Es impensable que a cualquiera de esos clubes lo hubieran dejado caer a la Tercera División por 300.000 euros. 

A la vuelta de la esquina se avecinan unos meses vitales para el Castellón, pues el acuerdo con Hacienda es fundamental, así como presentar un aval si se consigue el ascenso y pagar las deudas que supusieron el descenso administrativo de 2011. O sea hará falta dinero. Sin duda. Veremos entonces qué hacen esos que ahora llenan el palco.

El palco de Castalia, ese sufrido palco de Castalia, volvió a estar lleno de mandamases del PP. Gracias al Castellón se han hecho muchas fotos, fotos por doquier, eso sí. Algunos parches cara a la galería también han intentado, pero insuficientes. Pero soluciones definitivas para salvar al Castellón, más bien pocas. Mejor dicho. Ninguna.

PD: Cada aficionado vive y siente el albinegrismo de distinto modo. Ni mejor ni peor. Ni más ni menos. Cada cual a su manera. Por eso creo que nadie está legitimado para dar lecciones de albinegrismo, pero ahora bien, los hechos son los que son y por tanto irrefutables. Hechos y no palabras, es lo que necesita este club.

Conrado Marín, presidente de Sentimiento Albinegro.


Salamanca, Oviedo y Castellón

 

Salmo 103 de la Biblia: ‘Los días del hombre son como la hierba; como la flor del campo, así florece, pero sopla sobre ella el viento, y ya no es más; ni se reconoce siquiera su lugar’

El mes pasado murió el Alicante Club de Fútbol, noventa y siete años de historia desde que en 1918 unos aficionados decidieran dar el nombre de la ciudad a su equipo de fútbol. Recuerdo poco más que un gol de Pau Franch hace unos años allí, cuando aún creíamos que el fútbol era para siempre.

También recuerdo los partidos con el Salamanca, en aquel estadio Helmántico de porterías con barras redondeadas donde ya nadie volverá a marcar para el Castellón como hiciera Dani Pendín una noche de enero en partido aplazado por la nieve. Otros noventa años de historia que se fueron.

A los clubes que se mueren les acompañan los que han querido matar pero siguen vivos, como el Club Deportivo Logroñés que desde que en diciembre de 2008 jugara su último partido espera el descabello de la liquidación para que alguno de los nuevos clubes de la ciudad que han copiado sus colores y sus formas pueda comprar su escudo, que no su historia, su abolengo y su dignidad, o el Oviedo, quizá el ejemplo más representativo de club que han querido matar –mejorando lo presente- el Real Oviedo, al que el ayuntamiento de la ciudad, con el equipo moribundo, no solo declaraba su voluntad de empezar de cero sino que trató de aupar a otro equipo de la ciudad, el Astur, al que le cambió el nombre y los colores y le concedió el Tartiere. Ole, como si apoyar al Astur beneficiara en algo al Oviedo, como si ponerle la ropa de tu hijo enfermo a otro niño de la calle curara su enfermedad.

En Castellón no sabemos por qué decidieron abandonar a una empresa como el CD Castellón que generaba en segunda división en torno a un millón de euros de beneficios al año, no sabemos por qué los setecientos mil euros que el Ayuntamiento propició que Bankia le diera a Blasco en 2011 no se utilizaron para pagar deudas ni para evitar un descenso administrativo, no sabemos por qué el pagaré de Ulloa acabó en manos de Osuna y no del club, no sabemos por qué nadie cogía el teléfono a la Federación durante más de dos semanas para evitar ese descenso del que aún no hemos salido cuatro años después, no sabemos qué interés había en mandar el club a tercera ni qué fue de las palabras de Alberto Fabra referidas a Castellnou, aquellas de los vamos a echar a patadas.

Sí que sabemos lo que hizo la clase política en aquel verano: Tocar al Castellón con un palo para ver si seguía vivo y fotografiarse junto a los que lo lloraban, promover la creación de un engendro en la recordada noche del casino o intentar trocear la SAD para llevar a jugar al Amateur a Castalia.

Cuatro años después, con Alberto Alcalde ya Alberto President, con Javier Moliner sin pisar Castalia y con Alfonso Bataller dando lecciones a aficionados de su albinegrismo y de la siembra de césped, Castellnou sigue teniendo amarradas las acciones del Club y seguimos en tercera, como entonces, con el establishment pidiendo que se mire hacia adelante y con nadie salvo los que llevamos buscando justicia y soluciones desde entonces interesado en saber qué pasó con el dinero de los contribuyentes que se le dio al club y por qué se tomó la decisión de hundir al Castellón.

En Castellón no hace falta refundar, tenemos fútbol muy cerquita.

Enrique Galindo, vocal y abogado de Sentimiento Albinegro

 


Castellnou contra Castellnou

Publicado en El Mundo Castellón al día - Viernes 27 de marzo de 2015


Un socio de Castellnou se persona como perjudicado en la causa abierta

Publicado en Levante de Castelló - Viernes 27 de marzo de 2015.


Aquí estamos y aquí seguiremos

 

Si su diario vivir le parece pobre, no lo culpe a él. Acúsese a sí mismo de no ser bastante poeta para lograr descubrir y atraerse sus riquezas.

En 1903 Rainer María Rilke escribía esa frase en una carta a un joven poeta, le recomendaba adentrarse en sí mismo y explorar las profundidades de donde mana su vidaSi preguntáramos a cada superviviente de Castalia por qué acude cada domingo al fútbol las respuestas irían desde la costumbre y la tradición a la necesidad de socializar… no sabrían que todos ellos se equivocan: Acuden a Castalia por necesidad.

Si cada uno de los tres mil socios del Castellón se adentrara en sí mismo y explora las profundidades de donde mana su vida allí encontraría al Club Deportivo Castellón, en la parte del cerebro que guarda las cosas importantes, las irracionales, las que no se cuestionan, las que no responden a razones sino que son esencia de uno mismo. Y allí encontrará la belleza de un gol en Ribarroja, recostado en una columna de un campo que se cae a trozos, allí quizá piense cuando era niño y recuerde las paradas de Racic en el viejo Castalia, los goles de Alcañiz en Primera o a Manolo Arana por la banda, levantando la tribuna, allí quizá piense que tiene sentido disfrutar del sol de una tarde de invierno rodeado de gente que no conoce pero que siente lo mismo que usted cuando Yagüe chuta a puerta y mete gol, y quizá piense en el futuro, en este domingo, en esta nueva reivindicación de identidad frente al equipo C de esos vecinos hinchados que pueblan sus gradas de gente racional que va a ver fútbol de primera y que no entiende qué hacemos nosotros todavía aquí, sin ver ni a Messi ni a Cristiano Ronaldo, sin aspiraciones de meternos en UEFA, aquí como unos perros, robados y apaleados, y con una herida en el costado que sangra cada día que pasa.

Aquí estamos, aquí seguiremos, y cada día seremos más, porque el nuevo Castellón, el de tercera, se sitúa ahí, en la esencia, en ese sentimiento irracional cada vez más compartido de despreciar argumentos, de despreciar la liga de las estrellas de otros, en ese profundo deseo de vivir, de recuperarse, de volver a estar sanos, de volver a ser lo que siempre fuimos… todas esas cosas se cuecen cada a domingo a fuego lento en este Castalia que cada vez es más fiesta con los pases de Canadell, con las galopadas de Carrillo y su coleta, con las jugadas de Rubén Suárez y con los goles de Pino.

Vamos a Castalia porque nadie nos dice lo que tenemos que hacer, porque Castalia es nuestra casa y el Castellón nuestro equipo.

El Castellón es fe, y contra la fe no valen razones.

Pam pam orellut.

Enrique Galindo, vocal y abogado de Sentimiento Albinegro


Conectamos con Twitter


Conectamos con Facebook


Donaciones


Nuestros Colaboradores

La Tienda Led
Doctor Naranja
Cafetería Centro
Colorea

Buy now

You can now buy this awesome Joomla Theme directly on Themeforest for a really low price for this awesome and stunning Joomla product!

Nulla vitae elit libero, a pharetra augue. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam porta sem malesuada magna mollis euismod. Morbi leo risus, porta ac consectetur ac, vestibulum at eros. Nulla vitae elit libero, a pharetra augue.

BUY NOW ON THEMEFOREST

×

Login

Please login using your credentials recived by email when you register.

  or   Crear una cuenta

¿Recordar contraseña? |  ¿Recordar usuario?

×

Register now


I'm a small Introtext for the Register Module, I can be set in the Backend of the Joomla WS-Register Module.



  or   Login
×